Aun así

Que tu esencia evadió la materia hoy hace un par de años,
y voló en libertad más allá del espacio y el tiempo,
al lugar donde nada es caduco, ni hay prisa, ni llanto,
donde no caben las reflexiones existencialistas,
tras aquel cautiverio forzado en prisión de esqueleto,
de cabellos, de sangre, de carne, de tacto, de vida.

Tus recuerdos de nonagenario son ya mis recuerdos,
que sumados a los míos propios forman un imperio
de nostalgias que se desdibujan, forjando otras nuevas,
cada vez que mi extraña memoria arroja al presente
desmemorias que fluyen intactas, como una reliquia,
de paisajes, palabras, miradas, que ambos compartimos.

Considero que eres muy feliz allí donde te encuentras,
sin hallarte postrado o dolido o anciano o enfermo,
siendo espíritu libre gozando de quietud eterna,
rodeado de aquellos que fueron y hoy son lo que eres,
y mostrando tu risa indeleble como en fotografías.
Aun así, los que seguimos vivos, te echamos de menos.

aunasi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s